Rejuvelac o agua de vida

Rejuvelac o agua de vida

El rejuvelac también llamado agua de vida o agua enzimática es el probiótico que más utilizo para fermentar quesos vegetales. El rejuvelac contiene probióticos, enzimas y vitaminas.

Se utiliza en la comida vegetariana para fermentar quesos, pero también se puede tomar en zumos o solo… ¡¡si te atreves!!  Te aseguro que no sabe tan mal como huele y sus beneficios para tu salud son enormes.

Los probióticos son alimentos con microorganismos vivos que permanecen activos en el intestino y ejercen importantes efectos fisiológicos. Ingeridos en cantidades suficientes, tienen efectos beneficiosos, como contribuir al equilibrio de la microbiota intestinal y potenciar el sistema inmunitario.

El rejuvelac es un fermento que proviene de la germinación de semillas como centeno, trigo, cebada, avena, trigo sarraceno, etc.

Por ser un fermento, es un  alimento pre digerido, esto quiere decir que las proteínas ya están descompuestas en aminoácidos y carbohidratos y en azúcares simples como dextrinas y sacarinas, nutrientes que son rápidamente asimilados por el cuerpo con poco gasto de energía.

El fenómeno de fermentación es posible gracias a las enzimas. Cuando cocinamos los alimentos, muchas enzimas se pierden y por eso el intestino se recarga generando trastornos digestivos.

LOS BENEFICIOS DEL REJUVELAC

De verdad que merece la pena tomarlo todos los días en el desayuno. Sí, lo sé, huele fatal…. pero si lo mezclas con el zumo ni te enterarás.

Mira todos las propiedades que tiene, por algo se llama también agua de vida:

  • Regula la digestión porque ayuda a digerir los alimentos gracias al alto contenido de enzimas, por ello es un gran reductor de flatulencias.
  • Mantiene el colon limpio y sano porque estimula el crecimiento de bacterias benéficas para el intestino como lactobacilos bífida que a su vez eliminan toxinas, impiden el crecimiento de bacterias dañinas, producen ácido láctico y vitaminas del complejo B, incluida la B12.
  • Fortalece el sistema inmune para proteger nuestro cuerpo de enfermedades.
  • Desinflama el sistema digestivo, útil para calmar la colitis, gastritis y pesadez.

Su preparación es muy sencilla y una vez hecho te durará un montón. Aquí te dejo enlaces donde puedes comprar todo lo necesario para hacerlo. ⇓⇓

PREPARACIÓN DEL REJUVELAC

  1. El rejuvelac se hace con semillas y agua. Mis semillas preferidas son avena y centeno que además salen super baratitas. Si quieres hacer rejuvelac sin gluten te aconsejo que lo hagas con trigo sarraceno o quinoa.
  2. Sumerge en agua las semillas en un frasco de vidrio ancho y alto. La proporción es una taza de semillas por 4 tazas de agua. Cubrimos el frasco con una tela y aseguramos con una cuerda o una goma. Lo dejamos reposar en un lugar oscuro y con una temperatura media (no fria, pero tampoco demasiado cálida) durante 3 o 4 días.
  3. Pasado este tiempo, tendremos el agua turbia y con espuma en la parte superior. ¡¡No la tires!!! Eso es el rejuvelac.
  4. Colamos el rejuvelac y tiramos las semillas. No las uses para nada porque han perdido todas sus propiedades que han quedado en el agua.
  5. Guárdalo en la nevera en frascos de vidrio bien cerrados con su tapa. Te durará como mínimo 15 días.

Yo siempre lo guardo en la nevera. Lo puedes utilizar, ademas de para fermentar quesos, para beberlo con batidos, zumos o incluso hacer mascarillas faciales. Próximamente iré publicando también recetas de cosmética y limpieza.

Y ya sabes, si te ha gustado deja tu comentario. ♥

Dejar un comentario