Donetas

Receta de Espacio Vegano de Donuts veganos

Más conocidos por una conocida marca, os dejo una receta casera de estos bollos que gustan tanto.  No dejes de hacerlos en tu casa, no es nada difícil y quedan deliciosos. Evitarás: calorías de más, conservantes y azúcares malos además de ingredientes no deseados de origen animal.  Aunque no os voy a engañar….. poquitas calorías no tienen. Así que no son para comer todos los días.

No os preocupéis si no os quedan todos iguales, ahí es donde se nota que son auténticamente caseros. Presume con tus amiguis o familia de esta receta nada complicada y super resultona. ¡Vamos a ello!

Pero antes os dejo enlaces donde podéis encontrar algunas cosillas que son muy útiles  para hacer estas deliciosas donetas y que también os servirán para otras recetas.

Ingredientes para 8 donetas:

  • 300 gr. de harina
  • 1 taco de levadura fresca (25 gr aprox.)
  • 80 ml. de agua tibia o de bebida vegetal (soja o avena son las recomendadas)
  • 60  ml. de aceite de girasol.
  • 100 gr. de panela o sirope de agave. Si no tienes puedes usar azúcar moreno de caña (un poquito menos sano).
  • El zumo de media naranja.
  • Aceite de girasol para freír.

 

Elaboración:

Diluye la levadura fresca en el agua tibia o en la leche vegetal dependiendo de lo que vayas a utilizar.

Mezcla bien los ingredientes secos en un bol con unas varillas. Añade los ingredientes líquidos junto con la levadura. Bate la mezcla bien hasta que quede una masa fina  y suave, sin grumos, pero que se  pueda manipular. Si te queda muy líquida o muy sólida, añade un poquito de harina o agua en cada caso. Aunque no debería ser necesario si sigues las cantidades que te he puesto arriba.

Tapa la mezcla con un paño húmedo y limpio y deja reposar en un lugar cálido, libre de corrientes de aire, durante una hora o hasta que se doble de tamaño.

Extiende la masa sobre una superficie enharinada. Suavemente, con un rodillo extiende hasta que tenga un dedo de espesor.

Cortar los anillos con un cortador de aluminio o improvisa con un vaso o una tapa de un tarro para el borde exterior y otro más pequeño para el borde interior.

¡¡¡No tires los círculos centrales!!! También los hornearemos.

Coloca los anillos cortados y los círculos centrales en papel especial para horno ligeramente enharinado en una bandeja para hornear. Cubre de nuevo con un paño tibio, ligeramente húmedo o tapa con film. Deja que los anillos suban durante  45 minutos o una hora o hasta que al menos se duplique de nuevo su tamaño.

Cuando la masa ha subido, prepara una cacerola, sarten honda o freidora con abundante aceite de girasol.  Cuando esté bien caliente pero sin humear, fríe los anillos (mejor uno a uno para mantener el calor y que no se peguen). Esto también depende del diámetro del recipiente donde los frias pero aunque sea grande ten cuidado con la temperatura.

Cada doneta se hará en unos 45 segundos por un lado y unos 30 segundos al darle la vuelta por el otro. Sácalo cuando esté doradito. Los tiempos son aproximados, así que lo mejor es que vayas viendo cómo quedan de color.

Retira cuidadosamente con pinzas o palillos y deje escurrir. Mejor en una rejilla, si los pones sobre papel, se pueden pegar.

Así ya están deliciosos…. ¡¡¡pero déjalos enfriar primero!!!

Ahora puedes hacer una cobertura de chocolate fundido, regarlos con sirope (mi preferido es el de agave).

Si quieres hacer el glaseado típico que los recubre (aviso… nada sano!! jejeje) solo tienes que hacer una mezcla viscosa y no demasiado líquida con azúcar glasé, agua templada y unas gotas de limón. Riégalos con la mezcla y déjalos enfriar bien hasta que se endurezca.

Se conservan a temperatura ambiente, no los metas en la nevera.

¿A que no es tan complicado? Y mucho más sanos que los comprados. ¡A disfrutar!

Y recuerda, si te ha gustado esta receta no olvides dejar tu comentario.

Dejar un comentario